El Nihilismo como Filosofía

El nihilismo es el rechazo de la filosofía, así como de la nebulosa metafísica al que tal razonamiento inevitablemente desciende. Si uno quiere esto del nihilismo se puede construir, incluso más que cualquier otro conjunto de ideas, pero el sólo hacerlo conduce hacia paradojas y contradicciones, es como querer encontrar valor en lo que no vale o una creencia literal en la nada; de momento intenta con la incredulidad en la gravedad. El Nihilismo no es la total carencia de valores para crear un entorno castrado del bien y del mal, arriba o abajo ya que estas son situaciones absurdas, de verdad que las situaciones idealistas son metas tanto imposibles como peligrosamente engañosas como para llevarse a cabo.

Desdichadamente algunos nihilistas quedan atrapados en este opaco laberinto de la ética y la moralidad. Otros saltan con la cabeza por delante hacia las fauces como demostración de una supuesta destreza mental, que explica la efervescencia del nihilismo existencial entre ciertos académicos y ciertos átomos de fantasía aislados. ¡El Nihilismo es la destrucción de la filosofía mas no la ampliación de esta! Asocia la filosofía de Nietzsche con una almádena.

Este existencialismo es superfluo ya que dichas construcciones son, de cualquier forma, completamente elásticas, estas pueden y significan cualquier cosa que el partidario afirme, generando la misma bruma nebulosa de opacidad intelectual que el nihilismo dispersa. En otras palabras es una creación de mitos, aunque eso no los hace insignificantes o impotentes ante la mente del público, los mitos tienen valor para quienes creen en ellos. Los nihilistas no pueden simplemente ignorar a los mitos o a sus crédulos, en lugar de eso el camino más sabio es buscar el entendimiento. El nihilismo disuelve los mitos con el ácido de la razón y la lógica, para iluminar sus presunciones y sus estructuras subyacentes y tener un mejor entendimiento y un mejor comportamiento.

El nihilismo desafía las presunciones que apoyan a los valores comunes como son ‘igualdad’; ‘compasión’, ‘justicia’, etc. Pero también términos concluyentes acerca de la existencia humana como son ‘sin sentido’, ‘ocioso’, ‘inútil’ son igualmente defectuosos porque sus definiciones son el resultado de los valores originales de la moralidad que hasta ahora han sido rechazados. Un ejemplo simple – ‘la justicia ‘. En la corte no se trata de sí alguien es culpable o no, sino que tan bueno es el abogado que tiene, qué tan convincentes son los argumentos presentados y que tan bien manipulados estén el jurado y el juez, alguien dijo justicia – ¡oh, quizás no! La ‘Justicia’ son los confusos términos legales que tu abogado, altamente valuado, puede vomitar en el tribunal. Cualquier método de confusión es bueno para escaparse cuando saben que estan haciendo algo que no deberían. El rico queda libre mientras que el pobre va a prisión. ¿Por qué? ¡Encuéntralo en la siguiente página Nihilismo en Acción!

El nihilismo es el resultado de darse cuenta que todos los valores modernos y morales son completamente falsos e improductivos, la última estima que esta moral levantó conduce a una catastrófica retirada hacia el extremo opuesto al darse cuenta que es un engaño.

Los valores y sus cambios están relacionados para incrementar el poder de aquellos que los posicionan. La medida de incredulidad permitida de ‘libertad de espíritu’ como una expresión de un incremento del poder. “El nihilismo [es] un ideal del espíritu, la destructiva fiesta de la vida sobre enriquecida, parcialmente irónico.” – Nietzsche, La Voluntad del Poder

Si bien la aceptación del nihilismo de inmediato produce una perspectiva de la absoluta inutilidad de la vida y la existencia universal, esta perspectiva no es la resolución final. “El nihilismo representa una fase de transición patológica…” ibid. La existencia no es inútil sólo porque el edificio de la moralidad moderna es inherentemente disfuncional. La existencia incluso ahora tiene más propósito debido a que se ha logrado una perspectiva adecuada y una razón está [finalmente] clara – la completa destrucción del envilecido orden moral derivado de la teología. De esta manera el nihilista es el creador y sobreviviente de la lucha metafísica más intensa y de la más alta magnitud de todos los tiempos. Los nihilistas experimentan una evolución personal y han demostrado su superioridad mental con la manada y la mafia, han demostrado su voluntad y ‘licencia’ para una existencia prolongada y exitosamente han escapado del circo de valores. Una vez que la reevaluación de los valores esté completa, se habrá conseguido una perspectiva completamente nueva y cuerda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s