La ética individualista de Yang Chou

«Que cada uno pueda vivir su vida como mejor le parezca»

 Yang Chou

La dimensión individualista de las culturas orientales ha sido poco explorada por los intelectuales de occidente. Éstos siempre han permanecido demasiado apegados a sus reflexiones civilizatoria e ideológicamente hegemónicas. Atreverse a enunciar una tímida voluntad de exploración teórica que interrogue radicalmente cuál es el espacio relacional que ocupa dentro de la Máquina el individuo es impensable, irrealizable -o inbecable. ¿Por qué estudiar a un anarquista chino del siglo IV antes de Cristo?

Yang Chou (llamado a veces Yang Zhu, y también conocido como Yang Chu) posee una incierta fecha de nacimiento. Se cree que vivió entre el 370 y el 319 a.C. Algunos autores afirman que vivió en el período comprendido entre los filósofos chinos Mo Tzu (479-381) y Mencius (371-289). En «A Short History of Chinese Philosophy», el filósofo e historiador Fung Yu-Lan concluye que los principales basamentos del pensamiento de Yang Chou son dos. El primero: «cada uno para sí mismo», máxima que excluye toda posibilidad de servir a un soberano. El segundo, «desprecia los objetos y valora la vida», poniendo con ello en jaque el ansia desproporcionada de poder de los gobernantes, de los comerciantes, de los que persiguen la fama olvidando que ésta se juega dentro del gran torneo de máscaras sociales inauténticas. Yang Chou perteneció a la llamada Edad de Oro de la filosofía china, pero dentro de ella fue un tábano molesto para todas las formas de poder y autoridad, constituyendo un contraejemplo al que se aludía para despreciar a todos los que suscribieran a estilos de vida por fuera de los parámetros unificantes que imponía el Estado. Cuestionador de toda autoridad que no emane de sí mismo, ajeno a cualquier servidumbre al Estado, fue un gran solitario.

Yang Chou despreciará al confucianismo y sus portavoces, los cuales bregaban por una sociedad en la cual los individuos se ubicarán disciplinadamente dentro del rígido sistema de estratificación oriental. Allí donde la filosofía confuciana de Meng Ke reclamaba una genuflexa sumisión a la autoridad, Yang Chou elevaba la libertad autónoma del individuo que se ponía de pie llevando una gozosa existencia de acuerdo a sus propias reglas. Chou se mostrará asimismo completamente alarmado ante la moral del sacrificio, las obligaciones impuestas compulsivamente bajo el ideal comunitario, los forzamientos a plegarse ante las exigencias patrióticas. Conocida fue en aquellos tiempos su polémica con Han Fei, uno entre los tantos arquitectos de la ideología de estado china. Fei aseguraba que Yang Zhu era un abominable antipatria. Yang Chou consideraba que cada quien debía cuidar de sus propios asuntos correcta y sabiamente. Bajo este simple pero denso imperativo que ponía el énfasis en el trabajo constante sobre los propios actos y en el cuidado de sí mismo, simplemente el mundo se gobernaría sin necesidad de autoridad superior alguna. Ocuparse ética y adecuadamente de sí mismo eran las claves para prescindir de cualquier arbitrio autoritario. Contra la moral de rebaño confuciana, el antídoto libertario: egoismo utilitario, ejercicio pleno del auto-interés individual, solaridad sin dependencias, desapego.

Hay infinitas conexiones y valoraciones que realizar respecto del pensamiento anarquista libertario Yang Chou. Su desafío desarticulante de los mandatos divinos, su rebeldía frente al poder gubernamental chino, sus enfrentamientos con los intelectuales forjadores del estatismo patriótico de su tiempo, su cotidianeidad en una pequeña villa rural apartada de los centros de poder, la maravillosa intensidad que transmite en su única obra conservada («El jardín del placer», referida en el libro VII del autor taoísta Lieh-tse), su vigoroso epicureísmo oriental, su celebración de los regocijos del cuerpo. Su ansia de libertad.

 

Romano

Fuente: Yu-Lan, Fung. «A Short History of Chinese Philosophy», The Free Press, New York, 1948, pp. 61-77

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s