Las personas normales

Tras las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, Hannah Arendt nos hablaba de la banalidad del mal, de cómo la natural ausencia de malignidad en ciudadanos normales que siguen y cumplen las normas sociales puede llegar a convivir y colaborar con algo tan terrorífico como un genocidio. Para entenderlo divide a los ciudadanos en tres categorías: nihilistas, dogmáticos y ciudadanos…

Los hombres “dóciles”

1) Dado el conflicto, el disturbio, la insurgencia, los historiadores (y el resto de los científicos sociales) inmediatamente se disponen a investigar las “causas”, a polemizar sobre los “motivos”, a buscar “explicaciones”, a “interpretar” lo que se percibe como una alteración en el pulso regular de la Normalidad. “Causas” de los ‘furores’ campesinos medievales (Mousnier), “causas” de las ‘revoluciones burguesas’…

La ofensiva ciudadanista

El 24 de junio saltó a la palestra la Plataforma ciudadana “Guanyem Barcelona”, edificada en torno al atractivo mediático de Ada Colau, la delegada más televisiva de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas; el enésimo acto de la comedia electoral hispana tenía lugar en medio de patéticas advertencias contra la ofensiva neoliberal e indignadas…