El París del ilegalismo (1886-1893)

Soy, pues, lógico con mis principios: no hay, pues, tal tentativa de asesinato. Ya es tiempo también de que los agentes cambien de papel: antes que perseguir a los ladrones, que prendan a los robados. Desde mi punto de vista no soy un ladrón. La naturaleza al crear al hombre le da el derecho a…

Por qué he robado

Los trabajadores de la noche Del 8 al 22 de marzo de 1905, tiene lugar en la audiencia de Amiens (Francia) el proceso contra “los trabajadores de la noche”, detenidos desde 1903, detención que ponía fin a una actividad de tres años con más de 150 robos en domicilios, hoteles, castillos e iglesias. La banda que Alexandre…

Manifiesto Autodeterminista

Venir al mundo es una decisión ajena impuesta por la voluntad de otros. Durante nuestra infancia y adolescencia no estamos capacitados para ratificar esa decisión ni imponer nuestra condiciones. Las personas nacemos por decisión de otros en un determinado entorno físico, familiar y social, dotadas de unas características genéticas concretas, que es la parte de…

La Pasión del Ego, de Zo d’Axa

La Hermandad Ed. edita “La Pasión del Ego” de Zo d´Axa. El deslumbrante París de finales del siglo XIX era también la capital del anarquismo mundial. Las bombas anarquistas habían conmocionado a la capital francesa. La ciudad era el hogar de los principales pensadores anarquistas, muchos de los cuales eran partidarios de la sustitución del Estado por…

Huir de lo social, volvernos fugitivas en guerra

“Abandona el barco, no porque se hunda, sino para hacer que se hunda.” (TIQQUN) Cuando nuestro manifiesto es un llamamiento y ejercicio de guerra contra la sociedad, no lo declaramos tan solo un sentido metafórico, o quizás podría serlo en los términos de que la sociedad como tal es una ilusión ficticia, ya que no…

Marius Jacob ante el tribunal de Amiens (1905)

Salón del tribunal de Amiens. Marzo de 1905. El anarquista Alexandre Marius Jacob comparece acusado de más de un centenar de robos. Aunque es probable que termine en la guillotina, su voz no tiembla: «Ahora ya saben quién soy yo: un rebelde que vive del producto de sus atracos. He incendiado además varios hoteles y…